Inicio
Memoria del Encuentro Universidad Expandida (La Rábida, septiembre de 2009) Imprimir E-Mail

Memoria de actividades del Encuentro Universidad Expandida

El encuentro de la UNIA llevado a cabo en la Sede de la Rábida (Huelva) los pasados 14, 15 y 16 de septiembre giró en torno a "La Universidad Expandida", concebido como uno de los nodos de trabajo que se desarrolla dentro del proyecto "Espacio Red de Prácticas y Culturas Digitales".

La finalidad del encuentro fue presentar y compartir una serie de proyectos (del ámbito iberoamericano) que de una manera u otra habían tratado o trataban de introducir la cultura digital en el ámbito educativo, normalmente vinculado a la Universidad, aunque no necesariamente.

Para ello, además de la presentación de proyectos, mediante una serie de conferencias se aportó un marco teórico general que servía de introducción a la situación de la cultura y práctica digital en la Universidad, en la enseñanza media y en otros ámbitos no vinculados a la educación reglada.

La labor de e-Cultura en este encuentro fue la de observación: asistir a las presentaciones y ponencias para ir perfilando la estructura y contenidos del taller que se llevará a cabo en Baeza en el mes de diciembre y cuya finalidad es hacer un boceto de "La Universidad del futuro" a través de la coordinación de diversos grupos de trabajo. Para ello, se decidió no sólo hacer una observación externa del encuentro, sino realizar actividades con los asistentes:

  •  la dinamización de un par de sesiones de grupos de discusión con los asistentes en torno a temas que se seleccionaron tras el proceso de documentación previa al encuentro
  • entrevistas complementarias con los ponentes.

Índice de contenidos

 
 

organizado por:
   log_unia.jpglogo_eoi_peq.gif
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ponencias

Josep María Duart fue el encargado de abrir el encuentro, con una conferencia que versaba sobre cómo la Universitat Oberta de Catalunya (UOC, institución de referencia sobre la gestión de formación on-line) había asumido el hecho de adaptarse a un nuevo modelo de universidad, y las dificultades y retos a los que se habían enfrentado. Uno de éstos fue la aplicación de las nuevas tecnologías a sus dos modelos: el educativo y el organizativo.

Así, de un modelo educativo inicial en el que el estudiante era el dinamizador y gestor de su propio conocimiento, se había virado a un modelo en el que el profesor cobraría más peso, acompañando al estudiante. Han llegado así a una combinación mixta en la que los distintos elementos de acompañamiento, docencia, colaboración y recursos adquieren más o menos peso, dependiendo de la actividad.

Durante esta intervención, se citaron ya tres elementos claves que aparecerían a lo largo de todo el encuentro y en torno a los cuales habría que continuar profundizando de cara al taller de diciembre:

  •   el uso de plataformas educativas: cuáles usar, cuándo conviene y con qué criterios
  • la elección de código abierto en los materiales: ya que a veces se opta por software libre, pero sin compartir las fuentes (como es el caso de la UOC)
  • el tema de la autoría: la UOC, por ejemplo, publica todos sus materiales nuevos bajo licencia Creative Commons, pero siguen enfrentándose al problema de qué hacer con lo ya existente. Se enfrentan a la, denominada por Duart, "frontera entre lo que se regala y se vende"

El segundo día de encuentros lo abrió Aníbal de la Torre con una presentación de las iniciativas que se están llevando a cabo en el Aula Virtual de Educación Permanente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Al tratarse de educación secundaria y bachillerato para adultos, han podido disfrutar de un margen de actuación mayor que cuando se trata de educación obligatoria o del ámbito tan reglado como el universitario. Y, así, se están generando iniciativas de un carácter muy innovador. Por citar sólo algunos de los aspectos que se señalaron en torno a este Aula Virtual:

  • se definen ámbitos de competencias (y no asignaturas) de manera que un tema puede ser “arte y matemáticas” o “La factura de la luz”.
  • los materiales los preparan los propios profesores, sin que intervengan empresas privadas (lo cual ha sido una decisión determinante desde el principio, pero no sencilla de llevar a cabo). Además, han potenciado el uso de herramientas accesibles y gratuitas (youtube para vídeos, google maps, timetoast para líneas de tiempo, etc.) y quieren que el proceso de generación de materiales sea colaborativo y abierto (ya que normalmente es una tarea larga y pesada).
  • en el sistema de evaluación, ha cobrado mucho más peso el trabajo diario y en grupo, aportando la nota del examen sólo el 50% de la nota final. Además, este examen se ha diseñado, no para que el estudiante memorice datos, sino para validar que es realmente esa persona la que ha estado trabajando de forma on-line.

En todo caso, la intervención de Aníbal de la Torre dejó patente cómo el debate pedagógico está muy latente actualmente en la sociedad: todo el mundo opina al respecto. Y, según su opinión, la mejor actuación por parte de la Administración muchas veces debería ser el “dejar hacer” a alumnos y profesores a la hora de llevar a cabo proyectos e iniciativas o tomar decisiones.

ZEMOS98 y Andrés Pedreño fueron los encargados de cerrar el encuentro, y lo hicieron desde dos posiciones distintas: como representante de un colectivo que apuesta claramente por una educación expandida fuera y dentro de las instituciones y como ex rector de la Universidad de Alicante, respectivamente. Pero ambas visiones (que abrieron y cerraron el último día de encuentro) fueron coincidentes.

ZEMOS98 es un grupo de investigación y producción de Sevilla que materializa su labor a través de un festival anual. El del pasado mes de marzo giró en torno a la “Educación expandida”, término que ellos resumen con “la educación puede suceder en cualquier momento, en cualquier lugar”. Desde Zemos98 apuestan por cambiar los términos de enseñanza por aprendizaje: potenciar entornos de aprendizaje como fuentes de conocimiento a través de los cuales “aprender haciendo”; entornos de aprendizaje activos y colaborativos, donde se fomente la creatividad. Y el hecho de que existan sistemas de evaluación como los exámenes es ya una manera de influir negativamente en un entorno de aprendizaje. Dos referentes básicos para ellos serían Paolo Freire y Mario Kaplún (Pedagogía de la Comunicación) que abogan por una cultura de la pregunta (versus una cultura de la respuesta), abandono de la cultura del silencio, co-aprendizaje en grupo y educomunicación.

En este sentido, las nuevas tecnologías supondrían una gran oportunidad en cuanto se trata de potentes herramientas de comunicación, pero sería un error concentrarse sólo en la herramienta: es mucho más importante centrarse en la red que en la tecnología.

Andrés Pedreño cerró el encuentro con una detallada intervención titulada “Cultura digital: transformaciones y retos de nuestras universidades” (el texto de la conferencia puede consultarse aquí). En tanto que ex rector de una Universidad y consejero delegado de Universia, pudo aportar la visión realista de la institución universitaria desde el interior. Destacó, sobretodo, la importancia de que la Universidad adquiera un papel activo y un fuerte compromiso social. Desgraciadamente, actualmente las Universidades se encuentran en una situación muy lejana a una cultura digital: hay una excesiva tendencia a la burocratización, una actitud de pereza hacia el cambio y aún se concibe el “enseñar” como ocultar. Y, sin embargo, pese a esa resistencia al cambio, la cultura digital supondría para las universidades una sólida armadura para la competitividad y la eficiencia.

En cuatro aspectos la Universidad debería trabajar especialmente para adoptar esa cultura 2.0:

Y como primeros cinco pasos, se sugieren los siguientes:

  • entender la institución como un ecosistema de la innovación
  • concebir la transparencia y la apertura en tanto una auditoria de calidad
  • reinventar la relación profesor-alumno
  • empezar el cambio a través de las propias webs de las Universidades 

Y como primeros cinco pasos, se sugieren los siguientes:

Abrir el conocimiento

  • Reconducir los campus virtuales y hacerlos abiertos
  • potenciar el uso de herramientas como wikis o blogs que, aunque según Pedreño son herramientas más propios del 1.0, sirven para iniciar la transición
  • fomentar la creación de redes abiertas
  • pasar de un sistema de evaluación individual a uno mixto

Para cerrar su intervención, aportó una reflexión final: las Universidades deberían dejarse guiar por los nativos digitales y adoptar una constante actitud beta, sabiendo que no va a haber un acabado perfecto y que se trata de procesos permanentes.

Y, consciente de que el cambio requiere sus tiempos y no puede producirse de forma inmediata, al menos ir marcando una estrategia clara ya supondría un gran avance.


Presentaciones de proyectos

Durante el encuentro, se presentaron dieciocho proyectos, de los cuales:

  • 4 eran de ámbito internacional (Cuba, Chile, Portugal y Argentina)
  • 14 de ámbito nacional (de los cuales, 7 de la Comunidad de Andalucía: Granada, Córdoba y Málaga )

En general, las intervenciones fueron de carácter muy diverso: algunas señalaban proyectos antiguos ya realizados en la Universidad, otras iniciativas externas al ámbito educativo mientras que otras acudían al encuentro más en búsqueda de soluciones que para presentar un proyecto ya realizado.

En todo caso, podríamos sintetizar las intervenciones señalando que se presentaron dos tipos de proyectos:

  • aquellos que introducían una nueva herramienta de base tecnológica para una asignatura concreta
  • aquellos que conllevaban a una reflexión más amplia acerca de la labor docente, del conocimiento o de la propia institución universitaria.
Cuando se trataba de propuestas vinculadas a la Universidad, la percepción que se obtuvo era que la institución no respaldaba especialmente este tipo de proyectos: éstas surgían por la iniciativa personal de un docente que, a base de experimentación y autoaprendizaje, trataba de introducir en su área elementos nuevos o una metodología distinta a la habitual. Aquellas que no estaban relacionadas con la Universidad directamente (aunque sí tenían un carácter educativo) se enfrentaban a otro tipo de adversidades, que comentaremos más adelante.
 
Salvo una excepción, pocos hicieron alusiones al cambio “formal” que sí se está produciendo en la Universidad con el nuevo plan de Bolonia, lo cual no nos permitió, en tanto que observadoras, conocer si muchas de estas iniciativas podrían ser apoyadas por las nuevas líneas europeas. Consideramos que los casos presentados durante el encuentro seguían representando una excepción del panorama educativo general, por lo que las aportaciones que allí se hicieron sirvieron para conocer las tendencias que habría que seguir, más que representar la realidad en la que nos encontramos.

Sinopsis y vídeos de las presentaciones:

LUNES 14 de septiembre de 2009

MARTES 15 de septiembre de 2009

MIÉRCOLES 16 de septiembre de 2009

 

Sesiones del grupo

Descripción de la actividad

En tanto que parte de nuestro proceso de observación, percibimos el encuentro de la Rábida como una oportunidad para realizar una breve sesión de grupo de discusión con los participantes. La finalidad de estas sesiones era poder ir perfilando los puntos en común de los proyectos propuestos, así como ir definiendo una serie de conceptos que nos parecían claves en este proceso.
Así, se invitó a los participantes a asistir por la tarde a unas sesiones de trabajo en las que obtener conclusiones compartidas, dividiendo a los asistentes en dos grupos.

A la sesión del día 14 de septiembre, por propia elección de los participantes, acudieron la mayoría de los asistentes:
- Tíscar Lara, Juan Freire y Daniel Villar, como organizadores del encuentro
- Rubén Díaz, de Zemos98
- Javier Fernández y Leandro Morillas, profesor y colaborador de la ETSA de Granada
- Taymi Estévez de la Universidad de la Habana
- Pablo Hermoso y Ricardo Alonso, de GNOSS
- Pablo Pérez, de Aula Abierta
- Alfonso de Cala, de Guadalinex
- Claudia Ramos, de la Universidad de Chile
- José Ignacio Fernández, de la Universidad de Córdoba
- Daniel Raposo, Joao Vasco y José Miguel Gago da Silva, de la Universidad de Castelo Branco (Portugal)
- José Manuel Soto, de la Universidad de Córdoba

Así, a la sesión del día 15 de septiembre acudieron el resto de participantes:
- Marcos García y Laura Fernández, de Medialab Prado
- Guadalupe Martínez y Ángel Luis Pérez, de la Universidad de Extremadura
- Teresa Marín, de la Universidad Miguel Hernández.

En ambos casos, la dinámica fue la misma:

  • A. Pedimos primero a todos los asistentes que, de forma rápida, escribiesen aquellas dificultades a las que se habían enfrentado en la realización de su proyecto, así como las oportunidades futuras que ofrecía.
  • B. A continuación, utilizando siempre como soporte los post-its, se pidió que escribiesen palabras o ideas que relacionasen con los siguientes conceptos: universidad del futuro, educación expandida y cultura digital.
  • C. Para terminar, había que hacer un ejercicio de concreción: traducir todos esos elementos conceptuales en acciones concretas y operativas  que debería emprender la universidad para conseguir introducir esa cultura digital.

Las sesiones, debido a la variación de participantes entre un día y otro, funcionaron de manera distinta. Pero en ambas se produjo el mismo fenómeno: el focus group derivó a una sesión de debate, donde surgieron intervenciones y reflexiones muy interesantes.

Como dinamizadoras, dejamos que el grupo fluyese solo, ya que percibimos que los participantes habían tomado una actitud muy participativa y activa en las sesiones. Esta actitud puede estar relacionada con que durante el tiempo programado para las presentaciones de proyectos, no se percibieron un gran número de intervenciones o no se habían programado mesas redondas, con lo cual los participantes aprovecharon los momentos de grupos de discusión de la tarde para tales fines. Aunque creemos que las sesiones fueron muy productivas y las personas participaron muy activamente, de haber sabido con antelación que estos momentos de sesión de trabajo serían las únicas ocasiones aprovechadas para el debate, tal vez habríamos propuesto unas dinámicas distintas. La finalidad de nuestra dinamización se diseñó, en principio, para sintetizar contenidos y cerrar el proceso, no para abrir el debate. Pero, en todo caso, los resultados obtenidos -que presentamos- fueron muy satisfactorios. 

Resultados

A continuación mostramos los resultados agrupados obtenidos en ambas sesiones de trabajo. Durante la sesión no se dispuso de tiempo suficiente para el análisis detallado de las aportaciones que fueron realizando los asistentes, por lo que ha sido necesario realizar posteriormente una clasificación de los términos bajo una serie de categorías. Con esas clasificaciones, procedimos a la elaboración de unos mapas conceptuales que aquí presentamos:

Dificultades y oportunidades de los proyectos:

Como ya hemos explicado previamente, en un primer momento se pidió a los asistentes que anotasen de forma breve aquellas dificultades a las que se habían enfrentado a la hora de poner en marcha sus procesos. Éstos fueron expresados por los asistentes a través de post-íts, y expuestos a todo el grupo: 

dificultades

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez establecidas las dificultades, se pidió a los asistentes que expresasen (de forma breve) qué oportunidades pensaban que ofrecían sus proyectos. Esta cuestión se entendió de forma diversa por parte de algunos de los asistentes, por lo que los resultados incluyen tanto las oportunidades que favorecen la buena marcha de los proyectos como aquellas que se generarían como consecuencia de la puesta en marcha de las propuestas. De nuevo, tras un ejercicio de síntesis posterior a la sesión, hemos agrupado:  

 
 

Relación de términos (¿qué entiendes por…?)

Tras esta breve presentación de dificultades y oportunidades de los proyectos, que eran aportaciones de carácter más individual (ya que dependían de las peculiaridades de cada proyecto, si bien hubo muchos puntos de coincidencia) se pasó a una segunda fase de la sesión: intentar trazar un mapa de conceptos en torno a tres elementos que nos parecían fundamentales en el encuentro: cultura digital, universidad del futuro y educación expandida.

 Cultura digital: 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 

Universidad del futuro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Educación Expandida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concretando acciones

Para finalizar la sesión de trabajo, los asistentes debían concretar acciones específicas que debía emprender la Universidad para empezar a adquirir esa “cultura digital” .Esta fase de la sesión fue la que suscitó más debate y reflexiones por parte de los asistentes, ya que no se trataba de escribir términos de manera rápida en post-its, sino definir líneas concretas. Sintetizando lo hablado en ambas sesiones, señalar que los cambios que debería emprender la universidad para adoptar una cultura digital son los siguientes:

  • uso de un nuevo lenguaje
  • adoptar la actitud “DIY” (Hazlo tú mismo) o, mejor aún, “Do it Together”
  • cambios organizativos: más peso del consejo social
  • que la docencia recupere su función principal, rompiendo con la dicotomía de investigación versus docencia
  • cambio de ritmo
  • cambios en el sistema de evaluación y medida
  • “eficacia” (algunos asistentes sugirieron que la Universidad sea más eficaz; otros se cuestionaban si la Universidad debe serlo)
  • cambio en las herramientas
  • trabajar en la retención de talento
  • aumentar la implicación y el compromiso del estudiante (y del resto de agentes: no culpar única y exclusivamente al alumnado) y no usar tanto el término de participación (demasiado manido y propagandístico) sino motivación/ implicación
  • aumentar la capacidad crítica
  • vincular las actividades a un proyecto concreto, de manera que se entienda mejor
  • romper el rol profesor/ alumno y potenciar el de coordinador/grupo de trabajo
  • que sea transparente ya que “la transparencia es eficiencia”

Conclusiones generales del encuentro

Para plasmar lo transmitido y debatido durante los dos días de encuentro en La Rábida, vamos a sintetizarlo en una serie de conclusiones.

De las conferencias podemos concluir:
  • el mayor problema al que se enfrenta la Universidad para el cambio es su burocratización.
  • es más importante centrarse en la apertura y la creación de redes que en las herramientas digitales.
  • dos de los cambios que debe emprender la Universidad son: concebirse como un entorno de aprendizaje activo y colaborativo y adquirir un fuerte compromiso con la sociedad.
  • algunos de los elementos claves para la introducción de una cultura digital en la universidad son: las relaciones alumno-profesor, la forma de generar materiales y sistemas de evaluación mixtos.
De las sesiones de trabajo:

Analizando el punto A, oportunidades y dificultades de los proyectos, podemos obtener las siguientes conclusiones:
  • el factor económico, que podría haber sido uno de los primeras dificultades en resaltarse, queda en un último plano, siendo las trabas culturales de la institución universitaria y la falta de apoyo por parte de ésta la mayor dificultad encontrada a la hora de desarrollar proyectos.
  • dentro de las dificultades internas de los proyectos, destacan aquellas vinculadas con el método, concretamente aquellas que tienen relación con la coordinación, la validación y la adaptación de los proyectos.
  • En cuanto a las oportunidades, ya habíamos señalado cómo se mezclan aportaciones que señalan oportunidades para los proyectos (situaciones que favorecen a los proyectos) con aquellas que señalan lo que su proyecto ofrece (situaciones que favorecen los proyectos).
  • Resaltaría en este sentido cómo muchos asistentes destacaron la cooperación y el trabajo en equipo como una oportunidad que su proyecto brindaba al ámbito universitario mientras que los propios resultados del proyecto o el uso de nuevas tecnologías eran aspectos que habían favorecido el desarrollo y la continuidad de las iniciativas.
  • La crisis económica fue señalada como una oportunidad en cuanto nos obliga a agudizar el ingenio, pero esta aportación vino de personas que, precisamente, no procedían del ámbito universitario ni educativo.
Durante las puestas en común de los resultados de la segunda fase (B) con los grupos, se llegó a las siguientes conclusiones:

La Cultura Digital : viene determinada por
  • una cultura de la interfaz (ya sea ésta la pantalla del ordenador, o del teléfono)
  • el aumento de las redes sociales
  • un nuevo escenario (donde la distancia y el tiempo ya no se viven de la misma forma que hasta ahora)
  • un nuevo protagonista: el prosumidor, aquel que genera y consume sus propios contenidos.
En cuanto a La Universidad del futuro, se debería caracterizar por:
  • poder darse en cualquier tiempo y en cualquier lugar,
  • “caber en el bolsillo”
  • cuestionarse su poder como Institución
  • su carácter abierto y no reglado. Esta cuestión abrió cierto debate en la sesión: la cuestión no debería ser educación reglada (o formal) frente a la no reglada (o no formal) sino encontrando un nuevo espacio: el del procomún (aunque algunas personas especificaron: lo procomún siempre en lo público)
La Educación Expandida se caracterizaría por :
  • un aprendizaje en nodos
  • una enseñanza a lo largo de la vida (Long Life Learning)
  • un aprendizaje colectivo (en el que sólo aprendo con el otro y el otro conmigo)
Por último, durante la puesta en común de líneas de acción concretas que debe emprender la Universidad (fase C)  se abrieron las siguientes cuestiones de debate, que convendría profundizar para el taller de diciembre:
  • aprender versus enseñar
  • el conocimiento no se adquiere/ imparte, si no que se produce y transmite
  • ante la cuestión “la universidad que queremos” cabe preguntarse ¿pero queremos una Universidad? Debate entre: mejor que exista (aunque no sea perfecta) a que no esté o, ya que debemos cambiarla en profundidad, conviene empezar de cero e inventarla desde el principio
  • ¿el futuro de la universidad pasa por prescindir de lo presencial? Algunas personas opinaron que sí, pero la mayoría concluyó que no: las clases no pueden continuar como hasta ahora (el docente dictando y el alumnado tomando apuntes para el examen final) pero la experiencia presencial y grupal es imprescindible para el intercambio
Si retomásemos el cuadro sinóptico que elaboramos durante nuestra búsqueda de información previa al encuentro, comprobaremos que muchos de las conclusiones que ahí se recogen, coinciden con lo tratado durante el encuentro, sobretodo en lo relacionado a la idea de Universidad. A continuación mostramos el cuadro con los términos coincidentes:
 
 
Universidad:
  • Universidad abierta, con proyección internacional.
  • Orientada hacia la inclusión de nuevos colectivos en el proceso de enseñanza universitaria.
  • Uso generalizado de las TIC’s en el proceso educativo.
  • Mayor vinculación de sus estudiantes a través de espacios virtuales que permiten establecer contacto entre los estudiantes y egresados.
  • Tendencia a la agrupación en forma de consorcio con otras universidades para desarrollar proyectos comunes.
  • Organización más flexible en cuanto a espacios y horarios (eliminación de las barreras que la organización tradicional de la universidad supone en este aspecto). 
Estudios
  • Se implanta un modelo de estudios basado en la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos, a través del desarrollo de nuevos espacios de investigación desde la propia universidad.
  • Implementación de la enseñanza on-line de calidad y con una amplia oferta curricular.
Investigación
  •  Transmisión de conocimientos a la sociedad en función de necesidades reales (reconexión universidad-sociedad).
    Creación de proyectos de cooperación entre universidades, instituciones de enseñanza y empresas, adaptándose a las necesidades específicas del mercado laboral (reconexión universidad-empresa, transferencia de tecnología).
  • Aprovechamiento de las nuevas posibilidades comunicativas asociadas a las nuevas tecnologías (Web 2.0), tanto para la comunicación interna de profesores y alumnos, como medio de difusión de proyectos y actividades fuera de la comunidad universitaria.
Gestión
  •  Transmisión de conocimientos a la sociedad en función de necesidades reales (reconexión universidad-sociedad).
    Creación de proyectos de cooperación entre universidades, instituciones de enseñanza y empresas, adaptándose a las necesidades específicas del mercado laboral (reconexión universidad-empresa, transferencia de tecnología).
  • Aprovechamiento de las nuevas posibilidades comunicativas asociadas a las nuevas tecnologías (Web 2.0), tanto para la comunicación interna de profesores y alumnos, como medio de difusión de proyectos y actividades fuera de la comunidad universitaria.
Igual de relevante sería el hecho de que muchos elementos que aparecieron durante nuestra búsqueda, apenas sí se comentaron en el encuentro. En este sentido, la adecuación de sistemas de evaluación de gestión (como la ANECA), la adaptación al plan de Bolonia, la creación de nuevos másteres o la prioridad en la investigación fueron asuntos que no se trataron en septiembre o se manifestaron opiniones contrarias (los asistentes mostraron interés por valorar la docencia por encima de la investigación).
 

Documentación inicial

Durante el pasado mes de agosto y, para la preparación de la asistencia al Taller que la UNIA celebró durante Septiembre bajo el título de "Universidad Expandida" los consultores de e-Cultura realizaron una primera fase de Observación en la que procedieron a recoger información y analizar los siguientes ámbitos:

1.Contexto:
Por contexto entendimos todo lo que es importante en el  Marco Universitario actual y su proyección futura.
Los principales contenidos de información analizados fueron: Legislación y tendencias, Características de la Universidad del Futuro, El nuevo espacio europeo (EEES), Bolonia (principales características).

2.Sector:
El análisis inicial del sector se ha referido a cómo se configura el sector universitario en nuestro país y cómo es la relación con universidades europeas, internacionales, por ejemplo.
En este apartado y dada la extensa información disponible nos centramos en cómo está estructurado el sector universitario español: cuántos organismos, dónde están localizados y cómo son.
También se revisó la información de la situación de la formación Master en España.

3.Experiencias previas:
Por experiencias previas entendimos aquellas de quienes ya han empezado a desarrollar proyectos enfocados a la Universidad del futuro.
En este ámbito trabajamos en la identificación y análisis de: Proyectos nacionales e internacionales, Avances (proyectos) que ya ha realizado la UNIA, Personas-organismos que están más vinculados a esta actividad.

4.Gente:
Finalmente realizamos una aproximación a los públicos y usuarios de la Universidad  actual: ¿qué quieren? ¿Qué necesitan? ¿Qué piden?, recogiendo información inicial  de la visión general que los Universitarios tienen de su propia Universidad.
Este ámbito sería interesante completarlo con la visión de los propios organismos adscritos a la Universidad (las Instituciones-Administraciones-Patronatos) y la de la propia  Sociedad como usuaria final de su actividad.
La información recogida fue más exhaustiva en aquellos aspectos considerados clave para comprender la situación actual del ámbito Universitario. En otro documento adicional elaborado para el encuentro, aparece el detalle de contenidos y de resultados obtenidos de nuestra observación pero aquí, a modo de avance, incorporamos algunos de los aspectos que nos han ayudado a iniciar el proceso de observación con los profesionales del sector y que se centran en:    

Universidad: características y valores.
Estudios: contenidos y materias, docencia.
Investigación: tecnologías.
Gestión: función social de la universidad, comunicación, cooperación, redes e intercambios. 
 
 
 
Observación y elaboración de la memoria por:
ecultura.jpg
 
 
 
 
educación  educación expandida  encuentro  nodo euniversidad