Inicio arrow Sobre el proyecto arrow Documento base
Documento base del Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales UNIA Imprimir E-Mail

Introducción

La incorporación de las nuevas tecnologías en la vida diaria de los ciudadanos/usuarios está transformando las formas de interacción social a diferentes niveles y, por tanto, la propia configuración de las sociedades contemporáneas y las comunidades que las integran.

En lo que respecta a la adaptación de la actividad universitaria a este contexto emergente, un enfoque verdaderamente innovador no pasa tanto por "la integración del ordenador en el aula" como por la transformación y permeabilidad de la universidad ante las prácticas y culturas digitales que están surgiendo a partir del uso y apropiación de las nuevas tecnologías; especialmente en lo que concierne a los procesos de construcción, intercambio y divulgación del conocimiento que definen lo que es o ha de ser la propia universidad del futuro: la universidad del siglo XXI y la universidad de la era digital.

Esta transformación requiere un cuidadoso proceso de reflexión y análisis crítico. Los cambios en las metodologías y enfoques docentes así como la introducción de nuevas herramientas y estrategias pedagógicas en los procesos de enseñanza-aprendizaje deberán estar orientados a la educación de personas capaces de manejar tecnologías, conceptos y lenguajes cambiantes, que les sirvan para adaptarse a los cambios permanentes de la sociedad contemporánea.

El Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales UNIA estudiará el modo en que las transformaciones de la sociedad-red pueden ayudar a modificar cómo se aprende y se enseña. En este sentido, la reflexión sobre los conocimientos y competencias de los que cada ciudadano debería disponer para desenvolverse en la sociedad de hoy y, de manera general, el ámbito de trabajo habitualmente conocido bajo el término alfabetización digital (digital literacy) constituirán uno de los principales ejes de trabajo del grupo.

A través de este proyecto la Universidad Internacional de Andalucía abordará, por tanto, una línea de trabajo permanente – grupo, actividades y comunicación pública – en torno a las repercusiones del uso de las tecnologías en las prácticas y culturas de la sociedad actual, incidiendo y ahondando de manera específica en aquellos aspectos de su uso que son de carácter prioritario para el ámbito de la educación superior y, en última instancia, para la propia realidad institucional de la UNIA. 

El proyecto Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales se plantea como una intervención y una propuesta de trabajo universitario de orden transversal que ha de nutrir de herramientas y reflexiones a todos aquellos programas y planes académicos de la UNIA que por su carácter especializado no pueden dedicar un apartado a las nuevas tecnologías pero cuyo saber se actualiza y se ve complementado por los últimos avances en ellas.

Una prioridad estratégica para la UNIA

Incorporar la actividad y función social de las universidades en la cultural digital significa adaptar la educación superior a las condiciones del mundo contemporáneo, reformularla para garantizar su vigencia en este nuevo contexto que se caracteriza por estar inmerso en un proceso de constante y vertiginosa transformación.

En el primer punto de la Visión de la UNIA, recogida en su Primer Plan Estratégico, ya se hace referencia a la importancia que las nuevas tecnologías tienen para esta universidad:

“Una Universidad de referencia en la utilización de las nuevas tecnologías y la innovación tecnológica, fundamentalmente aplicadas a la formación virtual para profesionales, que ha desarrollado con éxito un entorno virtual de aprendizaje.”

Este proyecto pretende contribuir a la consecución de los objetivos de la Visión de la UNIA, haciendo de esta universidad una institución permeable a los modelos de funcionamiento y lógicas de la Red.

Para la UNIA, como organización flexible y abierta a la colaboración con otros agentes sociales, introducir las lógicas propias de la cultura digital en su actividad de manera transversal es una obligación derivada de la evolución del escenario social y cultural contemporáneo, común a todas las universidades, y una enorme oportunidad para poder experimentar y adaptarse a los cambios en periodos de tiempo aceptables. Si se asume un escenario como el actual - caracterizado por una alta incertidumbre, gran rapidez en los cambios tecnológicos y enorme necesidad de adaptación sociocultural - la única estrategia viable es aproximarse a este objetivo de un modo experimental, progresivo y escalado, poniendo en marcha experiencias prácticas, aprendiendo de los resultados y modificando aquello que no funcione de manera ágil.

Las especifidades que hacen de la UNIA un modelo de organización único en el escenario universitario español proporcionan las condiciones idóneas para la materialización de un proyecto de estas características. Su flexibilidad y agilidad son las que permitirán la puesta en marcha de un proyecto pionero en cuanto al modo en que son tratadas las nuevas tecnologías: como área de innovación docente, ámbito de conocimiento y espacio para la redefinción de la actividad universitaria de manera transversal.

Objetivos del proyecto

El proyecto Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales tendrá una incidencia transversal en la actividad docente de la UNIA, ya que a medio plazo servirá para acercar las prácticas y culturas digitales a los estudiantes de todos los programas de postgrado de la UNIA.

El Espacio-Red se articulará sobre la base de la existencia de un grupo permanente de asesores y expertos en las distintas problemáticas digitales, que lo nutrirán y harán red para la consecución de sus objetivos.

Tomando las prácticas y culturas digitales como objeto de estudio, el Espacio-Red, a través del grupo de expertos, asumirá la responsabilidad de programar actividades educativas e impulsar procesos de innovación docente e investigación universitaria que desde perspectivas interdisciplinares aborden aspectos concretos de este amplio y emergente campo de trabajo.

En este sentido, desde el proyecto se construirá y ofertará un programa anual de actividades, diseñado con el objetivo de abarcar de manera precisa las problemáticas más significativas del momento, posicionando a la UNIA como una institución educativa de referencia en materia de cultura digital, innovación tecnológica y alfabetización mediática.

El objetivo final de todas estás actividades será implementar iniciativas dirigidas a adaptar la propia actividad de la UNIA a las exigencias del entorno digital contemporáneo, en lo que respecta tanto a los procesos de enseñanza-aprendizaje y producción de conocimiento promovidos por la UNIA como a las dinámicas internas de gestión de grupos humanos y recursos educativos e infraestructuras.

Teniendo en cuenta esto, se establecen los siguientes objetivos generales y a largo plazo:

  • Contribuir a la adaptación de la institución universitaria al nuevo contexto de una sociedad en la que las tecnologías digitales modifican la construcción, intercambio y divulgación del saber.
  • Promover desde la universidad una dinámica de adaptación permanente a los cambios rápidos y constantes así como a las lógicas de participación que se dan en la sociedad.
  • Difundir las conclusiones de estas reflexiones con medios afines a la nueva cultura electrónica pero también por canales tradicionales.
  • Conectar a la UNIA con otros proyectos e instituciones que estén trabajando en este ámbito y establecer posibles redes y proyectos/programas de colaboración universitaria.
  • Incrementar y fomentar el desarrollo de las competencias y habilidades digitales en el conjunto de la comunidad universitaria de la UNIA: estudiantes, profesorado y personal de administración.
  • Servir de puente en todo lo relativo a procesos de innovación docente entre el mundo universitario, la realidad del mundo de la empresa y el trabajo, y las industrias de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en particular.

Nodos prioritarios

Los nodos prioritarios de este proyecto son la base conceptual de la actividad del Espacio-Red y del Grupo. Están planteados para un periodo de tres años, de forma que cada año se activarán uno o más de ellos.

El Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales definirá cada año un programa de actividades abierto a la comunidad universitaria alrededor de una serie de nodos prioritarios de reflexión que serán definidos anualmente por los miembros del grupo.

La selección de estos nodos prioritarios se ha hecho teniendo en cuenta su capacidad para:

  • Generar interés en la comunidad universitaria en general – y el alumnado en particular.
  • Facilitar, indirectamente, la introducción de practicas y culturas digitales en el entorno educativo.

Los nodos prioritarios detectados por el grupo de trabajo que se abordarán durante los tres primeros años son:

  • Identidad: investigará tanto la formación de la identidad en red individual como la colectiva. En la identidad individual en red se abordarán los nicks, avatares, IPs, distintas formas de anonimato y control, y de manera especial, la dialéctica de signos identatarios – de género, raza o condición – que abren al individuo a lo colectivo y a dinámicas de e-inclusión o e-exclusión a través de las nuevas tecnologías.
  • Redes, comunidades y formas de organización social emergentes: profundizará en el estudio de las redes y sus lógicas, de la interacción social en entornos digitales y, en particular, de los nuevos tipos de relaciones que se dan entre individuos y grupos. Observará el funcionamiento de grupos, redes sociales y comunidades virtuales; la posible emergencia de  la “sabiduría de las muchedumbres”, la “inteligencia colectiva”, la “alquimia de las multitudes”, la web social o la web 2.0; explorando sus potencialidades y dinámicas internas para ver cómo pueden ser incorporadas en una comunidad universitaria centrada en la construcción del saber, como principal interés compartido, gracias a relaciones tanto virtuales como presenciales.
  • Universidad Expandida: se centrará en la integración del modelo de funcionamiento de la red en las prácticas de la institución universitaria. Esto implica trabajar en el desarrollo de prácticas educativas de difusión y generación del conocimiento innovadoras, así como en prácticas adaptadas a la formación de ciudadanos activos en un mundo en el cual los conocimientos cambian masiva y aceleradamente. Pero también en gestión de los procesos de cambio hacia la innovación en los modelos de organización productiva y relación laboral entre las personas que forman parte de su personal administrativo y docente. Su objetivo es por tanto trabajar en torno a la expasión de los márgenes de la institución universitaria - a todos sus niveles de actividad - en el seno de la cultura digital.
  • Ética para las prácticas digitales: en el informe Hacia las Sociedades del Conocimiento, la UNESCO apunta la necesidad de una “nueva ética del conocimiento basada en el aprovechamiento compartido y la cooperación” e indica que “el acceso universal al conocimiento debe seguir siendo el pilar en el que esté basada la transición hacia las sociedades del conocimiento”. Desde esta línea se abordarán cuestiones tales como la ética del desarrollo y el capital tecnológico como capital de conocimiento y capital económico, la emergencia del software, la cultura libres y el procomún frente a lo tecnológico privativo, las nuevas formas de autoría, propiedad intelectual y derecho de copia necesarias en el contexto presente, o el derecho a la información y al acceso al conocimiento de la ciudadanía.
  • Pensamiento de diseño: en el seno de la cultura digital, el diseño – de interficies o no – se está convirtiendo en una metadisciplina que, más allá de funcionar como un conjunto de estrategias y metodologías aplicadas a la concepción de productos tangibles o de formas visuales, supone un vector fundamental para la llamada “innovación” y actúa como un proceso creativo integral en torno a la resolución de problemas complejos. En última instancia, esta línea de trabajo aspira a reflexionar sobre el propio pensamiento, en palabras de Joan Costa, sobre la “forma de las ideas”.
  • Creación: el uso creativo de las nuevas tecnologías en sus aspectos más relevantes desde el ámbito de las distintas prácticas artísticas contemporáneas que recurren a lo digital, la creación colectiva, el papel de la imagen y la fusión de los lenguajes y medios en la era digital, la poliédrica naturaleza de estas prácticas y usos que constituyen las culturas artísticas digitales generadas en la sociedad contemporánea.
  • Medios participativos: frente a las estructuras piramidales clásicas de la comunicación, la red ha posibilitado el desarrollo de estructuras horizontales y micromedios, que han hecho que cambie el papel del usuario. Se ha pasado de una oposición entre emisores y receptores a una situación en la cual todos podemos ser receptores, productores y emisores de contenidos. El periodismo ciudadano y participativo, las prácticas más democráticas en cuanto al uso de la información, la realidad socialmente negociada a través de los medios como el más importante principio de realidad sobre el que se asienta la vida cotidiana son algunos de los temas que se engloban en este nodo.
  • Territorio, lugar y espacio – espacio urbano/esfera pública: la ciudad se está transformando a diferentes niveles. El uso de los espacios está cambiando en la medida en que las actividades que pueden desarrollarse en éstos se están modificando a partir de introducción de hábitos derivados del uso de nuevos dispositivos tecnológicos. Al mismo tiempo, nuevas formas de entender el concepto de “espacio público” promovidas desde los modelos económicos imperantes, la gestión de activos intangibles e invisibles como el espacio radioeléctrico o la aplicación de dispositivos tecnológicos para el control y la vigilancia están propiciando nuevas formas de “hacer ciudad”.

Esta identificación de nodos debe entenderse como un punto de partida que estará en continua revisión, evaluación y evolución por parte del Grupo, atento a las más nuevas, posibles o futuras tendencias, ya que es previsible que en los próximos años se identifiquen otros posibles susceptibles de ser incluidos en siguientes programaciones anuales.

Alrededor de estos nodos prioritarios de reflexión del Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales cada año:

  • organizará un programa abierto de actividades académicas destinadas a la comunidad universitaria.
  • generará gradualmente una red de contactos y especialistas afines para la UNIA, que apoyen, sostengan y posicionen a esta universidad como referente social en el marco de la cultura digital.
  • sostendrá una serie de encuentros profesionales de investigación de carácter interno que harán el núcleo de su reflexión de fondo.
  • producirá materiales audiovisuales, páginas web, publicaciones electrónicas y otros contenidos digitales que contribuirán a divulgar e implantar la actividad de la UNIA en el escenario de las prácticas y culturas digitales a nivel internacional.

Módulo transversal para la adquisición de competencias digitales

El módulo de competencias digitales aspira a ser una experiencia pionera en el panorama de la educación universitaria de postgrado que pretende capacitar a los estudiantes de la UNIA para aprender, trabajar e investigar en red y prepararles para que puedan adaptarse y responder al ritmo acelerado de los cambios que se producen en la sociedad.

Para cursar estudios universitarios, a cualquier nivel, se presuponen y exigen una serie de competencias lingüísticas y habilidades de estudio que cualquier estudiante ha podido adquirir a lo largo de toda su vida mediante la participación en procesos educativos formales, no formales e informales, en los que forzosamente se ha tenido que ver envuelto para poder acceder a niveles educativos superiores.

Sin embargo, las competencias necesarias para desenvolverse con soltura en los márgenes de la cultura digital y, por extensión, de la cultura contemporánea aún no han sido incorporadas de manera sistemática en los planes educativos, de modo que en el momento en que un estudiante llega a la universidad no tiene por qué haber adquirido unos conocimientos mínimos en materia digital, ni generales ni específicos para su actividad.

El módulo que se plantea garantizará que los estudiantes de la UNIA adquieran herramientas, habilidades y capacidad de análisis que les permita:

  1. desenvolverse en la cultura digita como estudiantes, profesionales y ciudadanos.
  2. gestionar y resolver problemas propios de la sociedad en red.
  3. desarrollar su actividad universitaria: aprender a aprender, aprender a investigar en la cultura digital.
  4. adquirir conocimientos específicos para sus áreas de especialización.
  5. seguir aprendiendo y formándose a medida que cambian elementos esenciales de la sociedad digitalizada.

No sólo se trata de habilidades técnicas, sino también de la reflexión sobre implicaciones éticas y políticas en la tecnología y en su uso, tales como el software libre, privacidad, control, etc.

Para el desarrollo de este módulo se pondrán en marcha cada año nuevas propuestas metodológicas innovadoras. Para este primer año se propone la utilización de una “pedagogía audiovisual”, con la utilización de nuevos dispositivos e Internet: podcasts, digipack, etc.

 

Espacios de visibilización, divulgación, comunicación y acceso a la información

El proyecto aspira a posicionar a la UNIA como un referente en este ámbito de pensamiento, para lo cual es necesario desde un primer momento poner en pie una serie de iniciativas destinadas a dar a conocer la actividad, así como abrir una serie de canales de comunicación estables a partir de los cuales las audiencias interesadas puedan seguir de manera regular y en diferentes niveles el proyecto. Para ello:

  1. UNIA PyCD contará con un espacio web propio en el que se publicará información con carácter prospectivo – relativa a las próximas actividades y convocatorias del proyecto – y retrospectivo – materiales generados a partir de las actividades pasadas.
  2. En la estructura de la web se contemplará la posible integración futura de una revista digital dedicada a la publicación de artículos, documentales y reseñas de interés en torno a las prácticas y culturas digitales.
  3. El proyecto contará también con una lista de distribución digital a la que todo aquel interesado podrá suscribirse para recibir vía mail información sobre las actividades del proyecto.
  4. Se prevé el desarrollo de materiales informativos impresos – folletos, invitaciones, carteles, etc – que recojan la programación anual de actividades así como información más detallada de cada una de las mismas.

Además, una prioridad del grupo en el área de comunicación y divulgación de los resultados será el desarrollo de un programa y plan de trabajo para la producción de piezas audiovisuales, dada la importancia e impacto en las redes sociales de la distribución de contenidos en vídeo, mediante servicios 2.0 como Youtube o Blip. Este método, poco convencional en el ámbito académico, de generación de contenidos puede además tener un valor importante para el total la comunidad universitaria, funcionando como materiales didácticos para el módulo de adquisición de competencias digitales al tiempo que como elemento de promoción inspirado en técnicas de marketing viral. Así, aprovechando la presencia de los invitados y participantes en las diferentes actividades se producirán una serie de piezas audiovisuales que nos lleven, de mano de los máximos expertos en la materia, hacia los puntos básicos de la cultura digital actual. Para ello, los miembros del grupo seleccionarán una serie de palabras clave y diseñaran cuestionarios de entrevista relacionadas con los nodos prioritarios, a partir de los cuales se realizarán las grabaciones de manera regular como parte habitual y natural de todas las actividades del grupo. Una experiencia previa del tipo de resultados que pueden ser obtenidos es el documental que el programa de Canal 2 Andalucía TESIS produjo con motivo del primer encuentro.

A medio plazo, el Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales UNIA, se plantea también el objetivo de crear un aula física de experimentación en prácticas y culturas digitales. Se tratará de un espacio innovador pensado para fomentar e incentivar de manera natural los valores de una nueva cultura de red y del pensamiento y las relaciones humanas en red. Será el lugar de trabajo habitual del equipo de expertos y la plasmación física de los conceptos de diseño, identidad, comunidad, medios participativos, territorio en red investigados durante las sesiones de trabajo del grupo, presenciales y en remoto. Será un lugar para todos aquellos profesores y estudiantes, y otros agentes de la red de universidades andaluzas, que quieran realizar actividades en el campo de lo digital. Un espacio físico que sirva de punto de encuentro abierto a todo el que desee utilizarlo y para el que se plantean usos sociales en beneficio de la imagen de la propia universidad, como la realización de actos públicos en el área de la innovación digital en Andalucía. Para la creación de este espacio se buscará la participación y financiación de agentes tecnológicos, entidades relacionadas con los ámbitos de trabajo del Espacio-Red y otras instituciones que puedan estar interesadas en participar, patrocinar o colaborar y verse representados en este tipo de iniciativas.

Modificado el ( lunes, 17 de noviembre de 2008 )